viernes, agosto 04, 2006

PUBLICIDAD

Entre tanta tele que uno ve, los infaltables “comerciales” nos arruinan la experiencia televisiva; si bien es “la mano que da de comer” a la televisión en sí, y podrían ser catalogados de “mal necesario”, se me vienen a la mente algunos programas “misceláneos”, en los cuales siempre estaba el bloque de “publicidad” donde nos mostraban (muestran) la creatividad, acertividad y genialidad –en algunos casos- de los “spots” (como les gusta llamarlos a los profesionales del rubro). Dentro de lo anterior, hay algo que se me hace extraño; siempre presentan al publicista como alguien inmensamente creativo que en menos de 30 segundos “te cuenta una historia y te mantiene pendiente de aquella”. Lo cual puede ser verdad, pero lo sospechoso es que en todos estos segmentos muestran “spots” del extranjero, lo cual se contradice y deja mal parado al publicista nacional, ya que pareciera que los “genios creativos, las mentes brillantes del medio publicitario” no están precisamente en éste país y siempre se muestran los mismos “comerciales” una y otra vez y ahí tenemos en pantalla sentado al “experto” nacional que nos habla y nos “enseña” sobre lo capos que son los publicistas; lo cual podría dejar entre ver un cierto resentimiento por no estar dentro de los elegidos o no estar en el país adecuado.
Es medio triste ver tanto comercial bueno del “exterior” y tan poco nacional, aparte del galardonado spot del pegamento en la silla mecedora que se ganó un premio hace siglos y que es el gran referente y que más encima se dio una vez y en un canal de provincia y bueno, no olvidemos el de “si camino no hablar, nadie venir” y eso sería toda la “genialidad” shilena. Lamentable.
A qué viene todo lo anterior, a que simplemente me acordé de la “genialidad” de los publicistas al ver un montón de “comerciales” increíblemente malos y absurdos que no muestran esa chispa de la que nos vienen hablando durante tanto tiempo. La explicación-excusa que puedo ver es que, los dueños de los productos no quieren arriesgarse con “spots” demasiado “locos” para el medio, lo cual habla de la ratonería del medio en general.
Entre tanto estupidez que uno ve, se me viene a la mente el episodio de Los Simpsons donde Homero inicia su carrera de barredor de nieve y encomienda un mejor aviso a un profesional, quien crea un comercial en blanco y negro que nadie entiende pero según palabras del publicista “era lo mejor del mercado”.

1 comentario:

MALDITO REGETONERO dijo...

Es triste la realidad de la TV en chile, chaito.