miércoles, enero 27, 2010

The Cranberries en Vivo...Movistar Arena 26 enero

En lo que se llama “las coincidencias de la vida”; y a la vez, cosas que solo ocurren en Chile, el martes 26 de enero fue ese día en que todo se juntó. Por un lado teníamos en el Club Hípico a Metallica presentándose antes 55 mil personas; en el Espacio Riesco cantaba Joaquín Sabina y en el MoviStar Arena, The Cranberries.
Alternativas para todos, pero para mas de alguno, la única solución era el desdoblamiento de cuerpo para poder estar en más de un lugar a la vez.
Pero tomé mi opción y ahí estuve, en MoviStar Arena, con cerca de 12 mil personas que repletaron el recinto techado del parque O’Higgins para ver a una de las bandas fundamentales de los 90’s. Luego de que en 2007 Dolores O’Riordan viniera en plan solista (y que también repletó el teatro Caupolicán), la espera por ver a The Cranberries y así cerrar una etapa por fin llegaba a su fin.
Con un escenario sobrio, 2 pantallas laterales, un juego de luces discreto, The Cranberries saltó a escena pasadito las 21.10hrs, Mientras los acordes de “How”, de su primer disco daban el inicio al espectáculo, Dolores saludaba y daba la bienvenida a su fanaticada nacional.
Extraña cosa es que la mayoría del publico de cancha eran jovencitas que no sobrepasaban los 22 años, otras menores a los 18. lo cual es un fenómeno raro, dado que The Cranberries no es una banda muy nueva ni muy “alegre” para la nueva generación de mozuelas que comienzan por este estrafalario mundo de la música. El resto de la audiencia era un abanico de gays, mariconcitos, adultos fomes, jóvenes profesionales, padres con hijas adolescentes y un chascon que debería haber estado en el club Hipico a esa hora, en vez de estar en el Arena.
Animal Instinct” despertó a la fanaticada femenina, el lado maternal de Dolores hizo contacto con todas las mujeres presentes y se volvieron una. Increíble.
Ver a los Cranberries es una sensación rara, pues no son un una banda virtuosa, pero tampoco unos Sex Pistols. Mike Hogan no puede tener aun esa cara de niño, aunque tenga barba, pero hace el trabajo preciso de llevar la base rítmica junto a Feargal Lawer en batería, quien mantiene la energía vista a través de los años, dándole fuerte y a la vez con la misma sensibilidad cuando la canción lo requiere.
Noel Hogan se ve que lo pasa muy bien en el escenario, tocando la guitarra lo justo y necesario, haciendo lo suyo sin tratar de quitar protagonismo a Dolores, quien por sí sola es el centro de atención con su voz, que se mantiene intacta pese a los años.
El público rendido desde un comienzo, disfrutó cada tema que iba pasando. “Linger” fue el tercer tema y uno (por no decir el más) de los más coreados por todo el recinto.
When You’re gone” y “Daffodil Lament” fueron momentos demasiado emocionantes para quienes habíamos crecido con la banda ; “Pretty” fue otro momento mágico de comunicación entre la banda y el publico.
Switch off the moment” fue el tema del disco solista de Dolores, que tuvo espacio dentro del show y que, no se desajustó del ambiente creado ya. Dolores preguntó si estábamos listos para algo de rock, obviamente la mitad de cancha dijo si, el resto lo dudó, pero no les quedó opción que saltar y moverse al ritmo de “Salvation” y “Ridiculous thoughts”, tema en que justo al final, pero preciso en los últimos 5 segundos antes que acabase el tema, vino una baja de energía que dejó en silencio al Arena, las pantallas se vinieron a negro y la banda salió de escena. Así, entre incertidumbre terminó la primera parte del show.
El encore fue con lo que muchos estaban esperando: “Zombie”, que volvió a remecer a algunos empaquetados, pero que en interpretación careció de entrega o emoción. Algo complicado de exigir a una banda que ha pasado por momentos emocionales tan cambiantes. Luego, “The Journey” y “Dreams” cierra un show de hora y 30 minutos aproximadamente. La banda se despide y hace abandono del escenario; se encienden las luces del recinto y la gente, entiende que todo ha llegado a su fin. Para algunos fue corto, para otros preciso, para otros un poco cansador.
Se hace un retiro del publico apurado, nervioso, están a metros de los pelucones que escuchan a Metallica y, que pueden ser violentos; es mejor huir rápido y en silencio.

Set List 26 enero Santiago

-How
-Animal Instinct
-Linger
.Ordinary day
.Just my Imagination
-Dreaming my dreams
-When you’re gone
-Daffodil Lament
-I can’t be with you
-Pretty
-Ode to my family
-Free to decide
-Waltzing back
-Switch off the moment
-Salvation
-Ridiculous thoughts
- - - - - - - - - - - - - - -

-Zombie
-The Journey
-Dreams

5 comentarios:

verónicabas dijo...

No me gusta Cramberries pero es inevitable al menos en Chile no concer los singles mas famosos, igual Dolores tiene una voz muy distintiva y eso le da un sello especial a esta banda.

Yo creo que esas "mozuelas" no eran tanto jaja! muchas de mis agregadas en Facebook fueron pero ya estan cerca de la treintena, yo creo que la mujer se mucho mas joven ahora y hacen caer en la trampa jaja!

Me alegro que tus vacaciones hayan sido tan movidas pero lo que mas envidio tu viaje Buenos Aires, snif!!

Besos!

verónicabas dijo...

SE VE mucho mas joven ... eso

saqysay dijo...

Eso que mencionas al principio me hace recordar, un 26 y 27 de marzo '09. Es que en santiasco y en Chile suceden ese tipo de cosas. Se nota, que somos desordenados, que aun nos falta mucho por aprender.
En fin...

Hmm?...el público eran jovencitas, buena opción la tuya Jajaja!...y del resto, me pregunto como andamos por casa, Jajaja!...[Broma]. Vi unas fotografias de Dolores,se mantiene guapisíma. Qué de la receta!!...
Que mala onda lo de la energía, lo bueno, que fueron escasos segundos.

Saludines!!

PD: Que genial tus vacaciones!!

carlosmxax 2.4 dijo...

pasa en la vida...
pasa en Chile
jejejeje

saludos!

saqysay dijo...

Y... Pasa y seguirá pasando!...
Chan, Chan!