domingo, enero 24, 2010

Metallica en vivo, 21 y 22 enero Buenos Aires



Finalmente tuve la oportunidad de volver a ver a Metallica en vivo; después de mas de 10 años desde su última visita en mayo de 1999; y su frustrada pasada en 2003 cuando los muy veteranos cancelaron la gira por “cansancio”. Pero se les perdona.
El ambiente que se respiraba el primer día (jueves 21) era increíble, fans caminando desde diferentes puntos del Gran Buenos Aires hacia el estadio de River, (ese tremendo pedazo de historia futbolística que tienen los argentinos, junto con La Bombonera). Calles aledañas cerradas para que el ingreso de los fans fuera mas seguro, cientos de tipos con casaquilla de “Control de ingreso”, que solo se esforzaban en repetir “entradas en la mano, chicos” y “tiren las botellas”. Policías en numero mínimo, cumpliendo labores de prevención y seguridad y no, intimidación como acá.
El comercio ambulante era increíble, fácil mas 40 modelos de poleras diferentes haciendo alusión al paso de la banda por Argentina, diseños desde los mas truchos hasta los mas pro, pasaban cada tantos metros, afiches, stickers, gorros, etc. En el interior del estadio se encontraba el merchandising “oficial”, donde se encontraban la polera oficial diseñada por Metallica para la gira sudamericana, además de vender los discos y dvd’s a un precio mas bajo.
Había 2 bandas que telonearon a Metallica durante los 2 dias, una era la banda del ex líder A.N.I.M.A.L., Andrés Jiménez, quien invitó a León Giecco a cantar, ya que León está en una parada mas “rockera” en su estilo musical por estos días, según supe. La otra banda no supe y no la vi. Y en realidad daba lo mismo
Entrar a campo es algo intimidante, el montón de gente paseando para todos lados y ver el escenario desde la entrada era algo muy impresionante, ver que en todos lados había gente esperando para el show, en la mas completa tranquilidad es algo que uno no está acostumbrado a ver en Santiago.
21hrs. Se apagan las luces y en las pantallas aparece Clint Eastwood encendiendo un cañón, viene la explosión y comienza “The Ectasy of Gold”, de Ennio Morriconne, la clásica pieza que usa Metallica para abrir sus shows, mientras suena, las pantallas muestran la escena completa de la película “The Good, The Bad & The Ugly”.
Termina y en marca de 4 tiempos “Creeping Death” es la encargada de desatar una de las respuestas más agresivas que me tocó vivir en un show de Metallica. La locura desatada entre los mas de 60 mil espectadores era impresionante. Una energía de los tipos que no se podía creer, y lo mejor: contagiaban.
Uno como chileno siempre ha crecido escuchando que la mayoría de las bandas adulan el comportamiento pasional de los argentinos y no por nada, les dedican discos en vivo y se refieren a ellos como uno de los mejores públicos del mundo. y estando ahí, puedo dar fe de que, aunque suene triste, es cierto. los tipos la cagan para ser entregados con la banda, cualquiera que sea; la pasión es incomparable. Siento decirlo, pero el publico chileno, por mucho que grite, lo hace durante los primeros 2 minutos de cada tema; allá se canta, salta y alienta TODO el show. Al cuarto tema estaba empapado entero de sudor; bueno, aparte de la humedad y el calor, pero la energía es insuperable.
Luego de “Creep”, vino “For Whom the bell tolls” y el estadio casi se viene abajo; Metallica salió a darle con todo a Argentina la primera noche y fue un show que sonó fuerte, pero tuvo problemas de balance durante algunos pasajes del show, pero no importó; los 4 jinetes demostraron que, pueden estar mayores, pero la intensidad que entregan en cada tema es única. Trujillo, es el que mas se mueve por el escenario y suena tremendo en medio de la muralla de guitarras de James y Kirk; quien en sus solos se lució, todos interpretados de manera muy similar a los originales, pero no cometiendo errores tan evidentes como en algunos show de la gira anterior.
James Hetfield sin duda que es el rostro de la banda, la energía que queda en evidencia en cada gesto que hace al publico, con su voz un poco gastada, pero no menos intensa, aleona a la audiencia de manera que nadie se quede indiferente a lo que sucede sobre el escenario. Simplemente el tipo es Dios.
Lars, el pequeño Lars, sorprendió que saliera a atacar con su Tama Starclassic Magnetic Orange, los bombos sonaron muy potentes; el audio de los Live Metallica, no le hacen justicia a lo que el pequeño danés hacen en vivo. se le critica que no suenan sus bombos, pero es un problema de la mezcla estándar que se usa para registrar los shows, pero no así cuando uno lo ve y escucha tocar. Si bien se sigue condoreando en algunos temas, el enano le pega fuerte durante las 2 horas. El jueves fue una aplanadora, no tanto así el viernes que sacó un poco el pie del acelerador, pero aun así le pegó fuerte.

Hetfield se encargó de dejar en claro, con su discurso evangelizador, que durante la cancelación del tour anterior “nos habían roto el corazón, y que hoy lo curarían”. Frase nada mas cursi, pero que refleja que los tipos dieron un show para dejar en claro que iban a dar todo arriba del escenario y esperaban lo mismo de los fans. Y fue así.

Luego de “Bells”, vino “Wherever I may roam”, tema que sonó muy bien, “Harvester” potente; luego una sorpresa, no tanto por list sino por forma; “Fade To Black” con guitarra acústica suena completamente diferente a como uno estaba acostumbrado a escucharlo en vivo, adquiere otra dimensión y otra intensidad. Luego vinieron los 2 temas del Death Magnetic: “That was just your life” y “The end of the line”, ambos sonaron tan impecables y potentes como en el disco.
Sad but true” viene a mandar al demonio una frase trillada, todo el mundo alega que es uno de los temas mas tocados por la banda y que aburre. Mentira. El tema suena tan heavy que es imposible aburrirse en su interpretación. Digan lo que digan al momento de escucharlo en vivo no se puede evitar no mover el cuello al ritmo.
Cyanide”, del DM también suena muy potente, “All Nightmare long” la cagó.
Luego la dupleta clasica de “One” y “Master of puppets”, simplemente el estadio terminó por caer rendido ante la potencia e intensidad en la interpretación de los himnos del rock.
Luego una sorpresa: “Blackened”. Un tema que soñé escuchar alguna vez en vivo y no quedé decepcionado.
Otro par clásico: “Nothing el matters” y “Enter sandman”. Durante estas el publico repuso energias y en Sandman la soltaron de nuevo, era imposible que aun quedara energía en las 60 mil almas, pero aun quedaba.
Terminado Sandman, era inminente que el show se acercaba a su fin, venia el primer y único encore, y fue algo inolvidable: “Last caress”, cover de Misfits para rematar con “Whiplash”, tema que era casi una utopia escuchar en vivo. Fue tanto el descontrol que no aguante y salí al ruedo de mosh y repartí aletazos y me llegaron unos pocos.. Pero la energía fue única. Después de eso podía morir tranquilo, pero no antes de ver el show del día siguiente.
El jueves se cerró con “Seek & Destroy”, con un James que micrófono en mano bajó a la primera fila para hacer cantar a la audiencia.
Después de 2 horas se ponía fin a la primera noche con los 4 miembros abrazados frente a una audiencia que de rodillas los despidió.

Viernes 22
Lo del día siguiente era una especulación constante, cuantos temas que no fueron tocados el día anterior serian interpretados hoy, cuales serian sacrificados, cuales serian los temas ideales que podrían sonar, podríamos escuchar alguna sorpresa especial para ese día?
Todo se clarifico cuando puntualmente a las 21 horas y luego de la clásica intro de Morricone, Metallica saltó a romper con “Creeping death” , y sorprender con “Ride The Lightning”, “Fuel” y “The Four Horsemen”, todas al hilo, no se podía creer. Nuevamente el sonido fue fuerte y no hubo problemas de sonido esta vez, incluso hubo mas pirotecnia.
Luego vinieron en mismo orden a la noche anterior “Fade to Black”, “That was just your life” , “The end of the line” y “Sad but true”. Par de sorpresas: “Broken beat & scarred” y “The Judas Kiss”, sin duda 2 de los mejores temas del Death Magnetic, simplemente notable, aunque Lars se condoreó en un par de veces, pero pasó piola.
One” y “Master” fueron nuevamente coreados a fondo por la fanaticada que nuevamente repletó el estadio de River.
Luego otra sorpresa; “Battery”. Nada que decir.
Matters” y “Sandman” dupleta inamovible en el set y anuncio que quedaba poco.
El encore esta vez fue sorprendente: “Stone cold crazy” y “Fight fire with fire”, realmente no quedó nadie indiferente y que no haya soñado con escuchar esos temas de nuevo a estas alturas del show. El cierre clásico con Seek.
Esta vez el show fue un poco mas pausado entre tema y tema después de los primeros 5, Lars mostró un poco de cansancio en su interpretación, pero se le quiere y admira igual, no es posible que uno le exija aun tipo de 46 años que toque como cabro de 20, pero bien con Lars; así como también con Kirk y Robert que disfrutaron mucho el show. James repitió el discurso del corazón roto y la familia Metallica reunida. Nada que reprochar. Sin duda fueron 2 shows de intensidad única, el mejor Metallica en forma en mucho tiempo y sin duda que los show de la vida.
Ahora solo queda disfrutar su paso por Chile, a quienes vayan, mucha suerte.
Metallica viene mas recargado que nunca


Set List: jueves 21

-Creeping Death
-For Whom The Bell Tolls
-Wherever I May Roam
-Harvester Of Sorrow
-Fade To Black
-That Was Just Your Life
-The End Of The Line
-Sad But True
-Cyanide
-All Nightmare Long
-One
-Master Of Puppets
-Blackened
-Nothing Else Matters
-Enter Sandman

-- - - - - - - -
-Last Caress
-Whiplash
-Seek and Destroy



SET LIST: viernes 22

-Creeping Death
-Ride The Lightning
-Fuel
-The Four Horsemen
-Fade To Black
-That Was Just Your Life
-The End Of The Line
-Sad But True
-Broken, Beat & Scarred
-The Judas Kiss
-One
-Master Of Puppets
-Battery
-Nothing Else Matters
-Enter Sandman
- - - - - - - -
-Stone cold Crazy
-Fight Fire With Fire
-Seek and Destroy

3 comentarios:

carlosmxax 2.4 dijo...

jejeje que genial
y envidia...

saludos!

verónicabas dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO con lo del publico jaja!

Imagino que debe haber sido tremendo, yo hubiese preferiso verlos en ese escenario, pero bueno, supongo que los fans en Chile lo pasaron igual de bien.

Tranquilidad al entrar a River ajaja! bueno ahi se nota los 20 o mas años de experiencia en conciertos que nos llevan de ventaja, ademas yo tengo la impresion que muchos de los que van a cancha VIP en Chile van borrachos jajaja! y eso hecha a perder mucho del espectaculo porque se ponen un tanto idiotas, pero bueno, cada loco con su tema.

El unico pero que tengo contra el publico de concierto argentino es que con el mismo entusiasmo apoyan a bandas de mierda, osea, lo celebran como la gran cosas y yo como buena chilena que no apoya lo chileno jajajaja!, me molesta que aplaudan tanta caga de musica, pero bueno, es otra muestra mas de su cultura conciertero... triste para nosotros pero muy cierto!

Salutes!

saqysay dijo...

Cuando me mencionaste que no irías a Argentina ni disfrutarías de su paso, por estos lares sentí mucha pena. Conociéndote que eres uno de los tantos Fans acerrimos de estos veteranos del rock.

Creo que en ese momento mi respuesta fue, aún no está todo dicho, vamos que se puede!!!. Hoy al leer tu extenso comentario, me siento muy feliz, de que por fin hayas logrado concretarlo. En muchas oportunidades me han dicho, que el público de allá es diferente, que se vive de otra forma cada concierto. No me cabe duda, son muchos años de shows en vivo, más que nosotros[lo que sucede que aquí, hay algunos que son muy poseros, no digo todos].

Eso del ingreso ordenadamente, es un gran punto a favor. Ni hablar de aquellos que asisten en condiciones no adecuadas[medianamente moderado bajo el efecto del alchocol, por decir ebrio] que van a dar un espectáculo indecente.
Como dicen, en esta tierra hay de todo.

Cariños eternos!!