jueves, agosto 18, 2005

LA VIEJA CULIÁ

Quien no le ha gritado a alguna señora mañosa que reclama por todo “cállate vieja culiá” esa frase resume el cansancio que produce que señoras de cierta edad y que no tienen nada mejor que hacer se pongan a alegar por todo y, lo peor, por puras huevadas. De vez en cuanto prendo la tele en la mañana y aparte de la basura matinal con la que se tiene que lidiar, uno se encuentra con ese matinal reaccionario llamado “mucho gusto” de mega (miren que sorpresa) y ahí se puede ver en su totalidad al ser descrito más arriba; por ejemplo, no es novedad que por motivos políticos, siempre el canal encuentra situaciones “inconvenientes” para los vecinos que son causadas por las autoridades oficialistas (que raro), ante lo cual las denuncias de los vecinos “afectados” hacen nata y siempre cuando están en el lugar de los hechos se desarrollan “protestas” de vecinos “molestos” con las diversas situaciones que puedan verlos afectados: es el caso de los trabajos del Transantiago en Pajaritos; a lo largo de ese tramo; obviamente hay trabajos, pero, en la intersección con Vespucio el jueves había un grupo de “vecinos” que reclamaban por la retirada de la pasarela que cruzaba pajaritos de una calzada a la otra porque les pusieron semáforo en lo que será un nuevo cruce y paradero del Transantiago; ante lo cual los vecinos se molestaron por la falta de “seguridad” que otorga el semáforo, que es muy corto, que no se alcanza a cruzar de una vez , bla, bla bla; pero como es costumbre en Mega, agrandando la situación le encontraron toda la razón a los vecinos y déjenme decirles que cuando se instaló esa pasarela, la gente no la usaba porque les quedaba a trasmano y era “muy alta” y no estaban en condiciones (supongo que físicas) para subirla; yo fui testigo de cómo muy poca gente usaba esa pasarela y pedían a gritos un semáforo y ahora que hacen el cambio correspondiente, reclaman y ahí es donde cabe perfectamente el título de esto “cállense viejas culiás!”, porque obviamente están reclamando una huevada, y más encima se hacen las victimas, escuché que una no podía cruzar “entre tanta piedra que hay en el bandejón”; algo obvio, si están arreglando por supuesto que no todo está listo al tiro, y si hay piedras es porque es zona de trabajos y obviamente está señalizado por donde pasar y donde hay menos piedras o no? Si van a reclamar reclamen por algo que se verdad sea un inconveniente, pero si están reclamando por las incomodidades de los trabajos hay un letrero que justifica todo “disculpe las molestias, estamos trabajando para usted” acaso ésta gente es como la Hechizada que mueve la nariz y todo queda listo sin siquiera mezclar arena con cemento y agua? Repito cállense viejas culiás y vayan a brujear a sus pobres maridos y a pelar con la vecina de enfrente. Estoy seguro que cuanto todo esté funcionando las viejas van a encontrar una maravilla los arreglos efectuados y ni se van a acordar de tanto alegato y lo mejor de todo es que nosotros tampoco.

1 comentario:

Nuri Madariaga dijo...

Notable señor Acevedo, eso es lo que dan ganas de gritarle a todas esas viejas de mierda que andan alegando por todo y con nada se conforman, lo expresaste tal y como algunas personas se sienten frente a esto....clap clap clap