jueves, mayo 03, 2007

2 por 1 MOTORHEAD Y SOULFLY EN VIVO

Motörhead en vivo

Pagamos nuestras culpas


Han pasado cerca de 10 años, cuando Motörhead vino por primera vez a Chile y se presentó en el Teatro Caupolican, solo asistieron 800 personas. Una vergüenza. Explicaciones para eso pueden haber muchas, desde la poca información o poca publicidad que tuvo el evento; de hecho, yo solo supe de ésa venida 2 días antes y no tuve plata para ir, pero en fin. Fue una noche penosa para el rock nacional y para una banda emblemática como lo es Motörhead, que al ver solo 800 personas se sintió menospreciada por el rockero nacional. Así también lo hizo ver Anton de Criminal, banda que teloneó en esa oportunidad a la banda de Lemmy, diciendo que el chileno era poco fan e ignorante. Pese a todo, los Motörhead igual hicieron un casting después del show para llevarse a algunas chicas que fueron al show. Rockeros.
Y el 2 de mayo de 2007 nos volvimos a encontrar con Lemmy, ésta vez en un estadio Chile, con casi 5 mil personas gritando “Motörhead” a cada rato en una especie de pedida de disculpas o manda por haber insultado a tan mítica agrupación encargada de engendrar a muchas de bandas que hoy circulan por el mundo. Se notaba desde la entrada al recinto que todos los asistentes cargaban con la culpa o vergüenza de haberle faltado el respeto a Lemmy y compañía, pero a la vez se podía ver en sus ojos que querían enmendar sus errores gritando, saltando y dejando todo en el momento que la banda saliera a escena. Tal como dicen en la película “Airhead”, “Lemmy ES Dios” y uno le debe respeto.
Pasadas las 20:15 comenzó el desfile de roadies que afinaban los últimos detalles para la puesta en marcha del show, y en ese momento se confirmó un mito: Lemmy usa oxigeno para durar la hora 20 de show. Pasó el roadie con el cilindro tamaño “personal” de oxigeno, hacia detrás de los amplificadores donde descansaría Lemmy en los intermedios. Fue como saber que el viejo pascuero no existe, no importa que te lo cuenten, aún así no lo crees, pero cuando lo ves sientes un poco de lata y asumes que los tiempos pasan por igual para todos.
Cerca de las 21 horas se apagaron las luces y Lemmy hizo su entrada triunfal. Faltó poco para recibirlo de rodillas y pedirle perdón, pero Lemmy se dio cuenta que estábamos todos dispuestos a rendirles pleitesía para exorcizar nuestra falta de respeto. Y esa forma de pagar fue la que Lemmy impuso: un combo en el rostro que duró 1 hora 20 minutos de show, con una canción tras otra, sin darnos respiro, nos hizo sudar, sobretodo a los monos de cancha que salían despedidos cada 1 minuto por tanto mosh.
Motörhead fue una aplanadora, certera que se paseó por todos sus éxitos y temas más acelerados, con un sonido casi perfecto, mucho volumen y nitidez, fue uno de los pocos shows que ha sonado bien en este lugar.
Cada cierto tiempo Lemmy se encargaba de agradecer a la audiencia y pedir que gritaran, para demostrar qué tan enfervorizados estaban.
La anécdota llego cuando alguien lanzó la bandera nacional y Lemmy, el buen Lemmy, pidió que su roadie la colocara sobre sus amplificadores, el tipo la tomó y la colocó al revés, con la estrella abajo, el abucheo fue generalizado, pero Lemmy lo corrigió y le hizo que la pusiera bien, los aplausos no podían ser más fuertes, y las risas tampoco.
“Sacrifice”, “Over the top”, “The chase is better than the cash”, “Metropolis” fueron algunos de los temas que mantuvieron al respetable cabeceando todo el rato hasta que vino el cierre con “Ace of spades” y “Overkill”. Lemmy y compañía no se cansaban de agradecer al público por el apoyo entregado. Y no era para menos, teníamos que pagar nuestras deudas.


SOULFLY EN CHILE.

ROOTS BLOODY ROOTS




Lo de Soulfly en Chile fue algo muy loco y contradictorio; primero se anuncia su show para el Estadio Chile, un lugar pequeño pero con historia y que hace que se sienta bien, pero lamentablemente la poca venta de entradas, y esto echémosle la culpa a la ola de eventos de rock que hacen que ningún bolsillo aguante tanto asalto por entradas, opte por elegir con pinzas los eventos a cuales asistir y en éste caso, Soulfly no fue prioridad para el rockero nacional, dejando así a la banda y a la productora en una disyuntiva peligrosa: hacer o no el show. El show felizmente se hizo pero se cambió de local: “Entre Dos”; disco del sector de Gran Avenida, pequeña, pero mas grande que la extinta Laberinto…alguien se acuerda de ese local?. En fin; el sucucho estaba lleno, al ojo rápido unas 2 mil personas, que repletaron el sector “cancha” y la “galucha”. Los teloneros anunciados (Sangre aborigen, Rey Chocolate y Total Mosh) no se aparecieron, supongo que por los motivos de presupuesto, pero en todo caso no se echaron de menos y con Slayer de fondo esperamos hasta las 20:15 hrs., cuando hace su aparición magistral Max y el resto de la banda.

El target que repletó el local era todo el grupo de niños que creció escuchando “Agrro metal” (campesinos que se dedican al rock) con bandas como koRn y otras entre el 95 hasta la salida del “Roots” de Sepultura el ‘96 y posteriormente la formación de Soulfly el ’98 y de ahí en adelante con las tendencias renovadoras del rock; de ahí se desprende que la mayoría no sobrepasara los 24 años de promedio.

Ahora bien, partieron con “Babylon” del disco “Dark ages” y siguieron con “Prophecy”, “Seek & strike”; y el desfile de temas coreados por la masa fiel a un Max, que mantiene sus gritos con la misma intensidad que cuando militaba en Sepultura, no dejaban respiro. Incondicionales, que Max retribuyó entre cada tema dando las gracias en español. El list de temas de Soulfly dio espacio a los covers de “Roots Bloody Roots” donde el local casi se vino abajo, luego “Refuse/Resist” donde nuevamente el local corrió peligro de derrumbe. Temas de todos sus discos pasaron a escena dejando en claro que la banda que acompaña a Max está más que afiatada y demostrando que son una mole con su sonido en vivo; a propósito de sonido, en un principio sonó despacio, pero lentamente fue subiendo en decibeles para lograr que la muralla que era Soulfly quedara impregnada en los oídos de los asistentes. Buen sonido para un local poco habituado a tal ruido. Hubo un problema con una parte “Semi acústica” del show en que una guitarra flamenca sonó muy despacio pero se logró imponer entre los gritos de la masa.
Momentos altos de la noche que en una hora y media dejó la crema, fueron “Jump the fuck up”, “Bring it”, “Bleed”, “The song remains insane” y cuando salieron al ruedo “Wasting way” tema de Nailbomb (proyecto paralelo a sepultura junto a Alex Newport y que, muchos de los asistentes no conocían), “Inner Self” del “Beneath the remains” de Sepultura, “Policía” cover que hacía en Sepultura; “Back to the Primitive” y cerrar finalmente una noche llena de actitud del nativo con “Eye for an eye”. Max se dio el tiempo de cambiar poleras y aparecer al final con la de la selección chilena de fútbol, como buen hincha del balón pie…no por nada viene de Brasil, donde el “jogo bonito” es furor..
Como dato “tribia basurienta”, Al final de “Eye…”cerraron con el comienzo de “Creeping Death” tema de Metallica y con eso se acabó la música del escenario para dar paso a la entrega de baquetas por parte de ese monstruo de batero que acompaña a Max.
En 90 minutos exactos Soulfly entregó un list sin respiro y que dejó al público conforme y que, a las 22 horas comenzó a salir del local para partir, seguramente a algún carrete para festejar el tremendo show del que fuimos testigos algunos pocos privilegiados de ver por primera vez la arremetida de Soulfly en tierras sudamericanas.
Soulfly fue de menos a más y valió la pena.

7 comentarios:

.......saqysay..... dijo...

Que priviligio, el de aquellos que asistieron...

Fue genial, leer su post,a medida que iva leyendo, me impregnaba de ese shows, de cada tema, qe sono, de la gente que asistio...

Segunda ves que me pasa, lo mismo,es como si lo estuvieras viviendo, a medida que lees...

Te felicito!!
por el gran comentario, si hasta me dieron gans de estar ahi...

Saludos!!!

.......saqysay..... dijo...

me falto algo!!!

extra...

por fin pude actualizar mi blogs...

es extenso...

pero vale la pena...

ahora...si qe me despido...

VerónicaBas dijo...

Me los perdi... que pena... espero no desaparezcan antes de volver a Chile, pero que ojala lo hagan un fin de semana para poder ir... jijiji!!

Saludos!

Deskalibraciones dijo...

le digo al toke k no lei el post para no kagarme de envidia jajajajaja
saludos man!
aguaaaaaaaaaaaaante chester de keso jajaja

saludossssss

bye!

.......saqysay..... dijo...

Solo de paso!!!

para dejar...


saludos!!!

cuidate

bye..

lichazul...elisa dijo...

hola paso a dejarte un saludo,y es muy inteesante tu blog ,tocas tópicos diversos y de interes globales algunos y otros locales ,pero bien ,espero volver...xau elisa del círculo de literatura los días sábado en el jardín:):)
elisa

K-tron dijo...

Todavía tengo pititos en los oidos gracias a Lemmy!

Saludos!